Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Grupo Chaski’

Dos documentales peruanos más, que tenemos la suerte de poner ver on line:

 

HIJAS DE BÉLEN de Javier Corcuera

29 minutos, 2004.

Eusebia vivía con los Jeberos en el interior de la selva amazónica, a los diez años, vino al barrio de Belén en la ciudad de Iquitos (Perú) con la intención de ir a la escuela.Nunca aprendió a leer y a escribir porque tuvo que trabajar desde niña. Setenta años después, ve cómo su lengua y su cultura desaparecen en el tiempo. Tres generaciones más tarde, Nancy una niña del barrio de Belén, tampoco ha podido aprender a leer y a escribir, porque tiene que trabajar todos los días para ayudar a subsistir a su familia.

Ficha Técnica

Director Javier Corcuera
Director de Fotografía Jordi Abusada
Sonido Directo Álvaro Silva
Montaje Rosa Rodríguez
Montaje de Sonido Maite Rivera
Personajes: Nancy Hualinga, Eusebia Ramírez, Fátima La Torre, Petronila del Pilar Gonzáles, Nargis Amelia Napuchi Inima,Rosa Carihuasairo, Malú Inuma López, Valeria Ramírez, Nancy Rivera, Julay Huaratapayro

MISS UNIVERSO EN EL PERÚ del Grupo Chaski

39 minutos, 1982

Refleja el enfrentamiento entre las distintas realidades de las mujeres en torno a un concurso de belleza donde más de 70 representantes de diferentes países del mundo se reúnen en el Perú, un país que sufre de hambre y miseria. Paralelamente al evento cientos de mujeres peruanas levantan su voz de protesta porque el gobierno ha invertido enormes sumas de dinero en este evento, en momentos en que el país vive una aguda crisis política, económica y social. Por otro lado, podemos apreciar la vergonzosa utilización de la mujer en la publicidad de productos de consumo y la dominación cultural norteamericana.

Read Full Post »

He tenido la suerte de encontrar uno de los documentales del Grupo Chaski que casualmente no he visto. “Caminos de liberación” (1985), sobre el sacerdote Gustavo Gutiérrez y la teología de la liberación. Y aprovechando el post linkeo los ultimos docus que he añadido a las páginas de documentales no peruanos que hay dentro de este blog.

“CAMINOS DE LIBERACIÓN” del Grupo Chaski

Perú, 21 minutos. 1985

El clásico del foundfootage americano:

THE ATOMIC CAFE de Jayne Loader,Kevin Rafferty,Pierce Rafferty

EE.UU., 96 minutos. 1982

(más…)

Read Full Post »

X Muestra de Documental Peruano

Un año más, DOCUPERU anuncia la realización de su Muestra de Documental Peruano. Esta se realizará entre el 30 de Setiembre y el 8 de octubre, de manera paralela en la ciudad de Cajamarca, como sede principal, y en Lima, en donde se ofrecerá una selección de los mejores trabajos vistos en estos 9 años de Documental. En esta nueva edición,  además de las habituales secciones, se abre el I Concurso Inter-universitario, concurso que refleja lo germinal de la historia de la muestra, la importancia del documental estudiantil  en el panorama documental peruano.

En Julio del 2003, teniendo como sede el Centro Cultural de España, se inició esta importante iniciativa, consecuencia del encuentro entre Jose Balado (profesor universitario de documental y director de DOCUPERU) y Ricardo Ramón  (director, por aquellos años, del Centro Cultural de España en Lima). Fueron 4 dias de documental, con conversatorios sobre proyectos en producción, mesas redondas sobre obras exhibidas y el visionado de un largometraje documental, “Choropampa, el precio del oro”  de Ernesto “Tito” Cabellos y Stephanie Boyd y 10 cortos universitarios, entre los que cabe destacar: “Entre vivos y plebeyos” de Matias Vega “Ausencia”  de Marianela Vega.

I Muestra de Documental Peruano

(más…)

Read Full Post »

Nuestros amigos del Cineclub de Pueblo han programado una serie de documentales peruanos como parte del ciclo: Reflejando la vida.

Entre ellos:

Miércoles 26, una selección de algunos de los mejores documentales producidos en los ultimos años por jovenes realizadores. Todos imperdibles y claros ejemplo del documental contemporáneo

Miércoles 2, tres claros ejemplos de la calidad del documental peruano, cuya temática y aproximación no ha perdido validez a pesar del paso de los años. Gianfranco Annichini un adelantado a su época y el Grupo Chaski, un abanderado del documental social peruano.

Miércoles 16, una retrospectiva a Juan Alejandro Ramirez, uno de los principales realizadores peruanos en la actualidad.

Miercoles 23, un documental sobre la movida de rock subterraneo en los 80, como nace, mezclandola con imagenes de la situación social de la época.

(más…)

Read Full Post »

d) José Antonio Portugal

En esta búsqueda de la memoria debo dejar pasar a quien me correspondía comentar, José Antonio Portugal, ya que me ha sido imposible visionar sus principales trabajos y prefiero dejarlo como un pendiente a ser saldado a la brevedad. Ante esto, continuamos en búsqueda del documental peruano.

e) El Grupo Chaski

Fundado en 1982, el Grupo Chaski[1] trabajó principalmente como un colectivo, alejado de la autoría y los estándares comerciales de distribución que el estado ofrecía por aquellos años. Desde sus inicios asume un compromiso social,  que su nombre ya lo refleja, como nos lo explica Osvaldo Carpio[2]: “Por hacer películas desde adentro, asume el nombre de antiguos comunicadores del imperio de los Incas, los Chaskis, sistema que funcionó y que puso la comunicación al servicio de todo un pueblo”.  Centrándose su trabajo en servir de canales de expresión a los más marginados y buscar desarrollar una conciencia cívica en los sectores más populares[3]. Y es que dentro del Tercer Cine Latinoamericano[4], el Grupo Chaski, sería nuestro principal representante.

El Grupo Chaski y su documental "Perú, ni leche ni gloria"

Sus documentales no se rigieron por la duración que la ley de cine vigente estipulaba, realizando una serie de mediometrajes, que no pudieron ser estrenados comercialmente en nuestras salas:  “Camino de liberación” (1985), sobre el sacerdote Gustavo Gutiérrez y la teología de la liberación, “Perú, ni Leche ni Gloria” (1986), filme que hablaba sobre el aumento del costo al enlatar la leche y los riesgos que el uso de hojalata implican[5] y por supuesto Miss Universo en el Perú(1982). Reynaldo Ledgard nos dice al respecto:

“(…) dirigida a un gran publico a pesar de que su formato la coloca en un difícil limbo entre el corto y largometraje. Perú su duración es la adecuada.” Cuarenta minutos, es su duración y es que un documental debe durar lo que tiene que durar”. (LEDGARD, Reynaldo. Miss Universo en el Perú. En:  Hablemos de Cine Nº 77, 1984; 34)

(más…)

Read Full Post »

4. La producción durante la ley del 72

En Marzo de 1972, el gobierno militar presidido por el General Juan Velasco Alvarado, promulgó la Ley de Fomento de la Industria Cinematográfica, más conocida por todos como la 19327. La medida se basó, principalmente, en incentivos tributarios a favor de las productoras nacionales, cediendo el estado el impuesto, que gravaba a las entradas de cine, a favor de ellos.  Así, toda proyección comercial debía ir acompañada de un cortometraje peruano, el cual se beneficiaba con el 25% del impuesto que gravaba el valor de la entrada. Y si se exhibía un largometraje, el productor recibía el 100%.  En este periodo solo tres largos documentales se acogieron a esta ley [0]:  “La Nave de los Brujos” de Jorge Volkert (1977), “Lima 451” de Rafael Zaldivia (1990) y “Chabuca Granda… Confidencias de Martha Luna (1990)[1]. El único otro largo documental que se acogiera a algún régimen de beneficio a la producción cinematográfica (la ley anterior: 13936) es “Por las tierras de Tupac Amaru” de Vladen Propzkin (1972)[2].

A la izquierda fotos de Chabuca Granda con Cantinflas y el "Zeño Manue". A la derecha la directora Martha Luna

Una vez reglamentada la ley, en 1973, comenzó a dar sus primeros frutos. Se constituyeron alrededor de 200 pequeñas empresas. La mayor parte formadas, más con entusiasmo que con capacidad económica administrativa o artística. Motivo por el que muchas de ellas no llegaron a producir un corto. Y otro buen porcentaje no paso del primero[3].

En aquellos primeros años la exhibición cinematográfica no era un problema, como lo fue las décadas siguientes. En aquellos años los precios de las entradas era fijados por las municipalidades y estos se mantenían al alcance del publico. Aun la inflación no se manifestaba de manera dramática y el cine era todavía un espectáculo que atraía al publico como nos dice Bedoya[4]. Además, al tener controlada la cotización del dólar, moneda con la que se adquirían los insumos de la producción cinematográfica, el régimen militar genero el ambiente adecuado para la realización de cortos, ya que su inversión era retribuida en un corto periodo.

“El corto de exhibición obligatoria se convirtió, de este modo, en una actividad lucrativa y en el marco dentro del cual podían ejercer su oficio todos aquellos profesionales del cine” (BEDOYA, Ricardo, 100 años de cine en el Perú: Una historia critica, 1995; 190)

Es decir, por un lado realizadores ganaron experiencia a través del corto para luego dar su “gran salto a la ficción (en el largometraje)”, ya que con estos fueron adquiriendo pericia técnica y práctica narrativa[5].  Pero por el otro lado las empresas formadas con el fin exclusivo de ganar dinero se fueron multiplicando.

“El viaje de un equipo de rodaje mínimo por el interior del país, podía dar origen a múltiples cortos, planeados in situ, resultado del mero registro de las ruinas encontradas o de las múltiples fiestas regionales con las que el camarógrafo tropezaba” (BEDOYA, Ricardo, 100 años de cine en el Perú: Una historia critica, 1995;190)

Quizás por esto Susana Pastor, ex miembro del Grupo Chaski, me comenta que durante la ley los documentales eran llamados por los espectadores “películas de huacos”. Legaspi me dice: “Buscaba una película de Annichini, como había estado de viaje. Fui al cine Tacna, llegue al cine y le pregunte al acomodador , antes de pagar la entrada. Le pregunté ¿Usted sabe que corto están dando? Me miró como si fuera un marciano y luego reaccionó “No, ha de ser una de esas de huaco que dan todo el tiempo”.

Y es que esta manera de trabajar, que líneas arriba nos menciona Bedoya, me suena tan similar al inicio del cine, a aquellos camarógrafos que enviaba Lumiere o Edison por el todo mundo a registrar todo lo que les llamara a atención. Y es que quizás algo de razón tenían estas productoras cuando argumentaban que el resultado de sus cortos se debía al amateurismo o a un cine en pañales, que debía empezar a gatear nuevamente ya que se habían olvidado que años atrás ya había dado sus primeros pasos.

Los documentalistas más destacados de estos años

En el 2007 Giancarlo Carbone [6] publicó un libro muy interesante donde entrevista a los principales y más representativos cortometrajistas que dicha ley produjo. Revisándolo podemos encontrar que no pocos optaron por el documental como forma de expresión y que su obra es super atractiva y un referente claro de la memoria documental en el Perú. Estos son: Nora de Izcue, Jorge Suárez, José Antonio Portugal, Gianfranco Annichini y del Grupo Chaski (que no figura en el libro pero que es clave en dicho periodo)

En aquel libro, se divide a dichos realizadores por generaciones: La de los setentas, ochentas y noventas. Siendo Nora de Izcue y Jorge Suarez de la primera generación y Annichini, Portugal y Chaski de la segunda. No hay presencia significativa de documentalistas en la tercera. Comencemos con los setentas.

a) Nora de Izcue

“El documental me atrajo desde el principio y me sigue atrayendo (..) aunque un momento en que me volqué a la ficción, siempre he retornado al documental y me sigue gustando por esa posibilidad de conocimiento humano que me ofrece”[7], nos dice Nora.

En 1973, Nora realiza “Runan Caycu” [Soy un hombre] (1973) siendo el primer documental participativo[8] hecho en el Perú. En este, el líder campesino Saturnino Huillca nos narra la historia de la lucha del movimiento campesino cusqueño hasta la promulgación de la Ley de la Reforma Agraria[9]. Este documental fue censurado por la Oficina Central de Información, ya que dentro del documental se hace referencia a los enfrentamiento que sostuvieron los campesinos con las Fuerzas Armadas y por aquellos años de dictadura esto no se podía decir.

A pesar de ello, el documental logro reconocimiento internacional al participar en el Festival del Popolo de Florencia (Italia) y en el Festival de Leipzig (Alemania), en donde ganó la Paloma de Plata, que es el segundo premio del festival.  Ricardo Bedoya comenta: “Runan Caycu poseía evidentes valores cinematográficos. La exposición factual se alternaba con la reflexión histórica y amabas dimensiones se exponían gracias a un hábil trabajo de edición de imágenes de archivo, fotos, documentos”[10].

Nora dice ”Runan Caycu es una película testimonial; para mi siempre ha sido interesante dejar hablar a los personajes que ser yo la protagonista del discurso. Creo que con Runan Caycu se inicio esa tendencia. Allí me interesaba ser solo el medio a través del cual hablaran otros grupos humanos y otras personas que no tenían acceso a estos medios masivos de comunicación. Esta es la línea que he seguido y va unida con el deseo de descubrir al ser humano y de hacer que los demás también lo descubran”[11]

A lo largo de su carrera ha presentado un particular interés por la amazonía peruana, en la cual ha filmado diversos trabajos, tanto documentales como de ficción. “Creo que había una carencia de películas que mostraran la realidad de la selva, solo se resaltaba su belleza o la cosa exótica pero no lo que había detrás de eso, el ser humano”[12] Dentro de ellos cabe destacar: “Canción al viejo Fisga que acecha en los lagos amazónicos”, documental de estructura observacional que  a partir de  un poema de Roger Rumrrill, diversas piezas musical y la cámara observacional de Daniel Pacheco, acompañamos a Fisga, interpretado por Roberto Pacaya , en un idealizado día de pesca del paiche. Imágenes de una estética depuradas, son articuladas por Gianfranco Annichini, para finalizar con un montaje fotográfico reflexivo sobre la realidad de la amazonía y los cambios sociales que parecían venir.

Nora de Izcue

Imagen de "Canción al viejo Fisga que acecha en los lagos amazónicos"

Otro de sus intereses es la cultura afro peruana, la cual trabaja en dos de sus obras. “Guitarra sin cuerda” (1974) sobre los pobladores del caserío “El Guayabo”, del Valle de Chincha, Perú y “Color de mujer” (1990). En relación a esta ultima, Nora dice: “Es una película que busca rescatar la verdadera imagen de la mujer negra peruana, que generalmente es presentada solo como buena bailarina, buena cantante o buena jaranista, pero en el fondo no se la había mostrado en su verdadera dimensión, (…) La película tenia realmente un aspecto reivindicativo muy claro y un mensaje que quería dar a las nuevas generaciones de las mujeres negras”[13].

Sus documentales[14] son: “Filmación o Así se hizo realizó “La Muralla Verde” (1970), “Ayahuasca” (1971), “Runan Caycu” (1973), “Guitarra sin cuerdas” (1974), “Te invito a jugar” (1977), “Canción al viejo Fisga que acecha en los lagos amazónicos” (1978), ”Las pirañas” (1979), “Pobladores de cerros y arenales” (1986), “Con una sola mano” (1987), “Color de mujer” (1990) y “Para vivir mañana todavía” (1991), “Elena Izcue: La armonía silenciosa” (1998), “El viento de todas partes” (2004) y “Edgar Morin en el Perú” (2007) .[15]

Se que en el 2008 la Biblioteca Nacional muestro algunos de sus trabajos y en la Muestra de Documental Independiente Peruano, tambien se mostraron algunos otros. Espero que la Filmoteca de Lima, el Festival de Lima o el mismo DOCUPERU plantean alguna iniciativa para rescatar su trabajo en alguna retrospectiva  y poder apreciarlo. Yo me comprometo a investigar más al respecto.


[0] Recomiendo consultar el libro Un cine reencontrado: Diccionario ilustrado de las peliculas peruanas de Ricardo Bedoya (Editado en e1997 )en donde se habla sobre estos largometrajes

[1] En abril de 1990, el estreno de este documental se frustró por decisión de los exhibidores que se negaron a programarla.

[2] BEDOYA, Ricardo, 100 años de cine en el Perú: Una historia critica, 1995: 303

[3] PERLA ANAYA, José. El cine y su derecho. En: Gran Ilusión No. 1. 1993; 92

[4] BEDOYA, Ricardo, 100 años de cine en el Perú: Una historia critica, 1995: 189

[5] De Cárdenas menciona, en ese sentido a Francisco Lombardi, Alberto Durant, José Carlos Huayhuaca y Augusto Tamayo. (DE CARDENAS, Federico El lado oculto de la luna. En: Tren de Sombras, 2005: 35)

[6] CARBONE, Giancarlo. El cine en el Peru. El cortometraje: 1972-1992, 2007

[7] CARBONE, Giancarlo. Idem: 51

[8] Definicion en basea a los modos que trabaja Bill Nichols en Introduction to documentary. 2001

[9] BEDOYA, Ricardo. El cine sonoro en el Perú. 2009: 204

[10] BEDOYA, Ricardo. El cine sonoro en el Perú. 2009: 202

[11] CARBONE, Giancarlo. Idem: 53

[12] CARBONE, Giancarlo. Idem: 57

[13] CARBONE, Giancarlo. Idem: 58-9

[14] Estos documentales no solo se trabajaron en fílmico, tambien realizo algunos en VHS, Betacam o en digital

[15] Contrastando el libro Carbone antes mencionado con el Portal de cine y audiovisual latinoamericano y caribeño. http://www.cinelatinoamericano.org/avanzada.aspx?criterio=2&pa=0&lat=&car=&cop=&tit=&cat=0&dir=&eve=&Page=9

En busca de la mirada documental: III

Read Full Post »